Primer contaco [Nosfeartu Alucard y Zess]

Ir abajo

Primer contaco [Nosfeartu Alucard y Zess]

Mensaje por Zess el Miér Feb 27, 2013 5:01 pm

48 Horas. Dos días y una noche. Ese era el tiempo que había transcurrido desde que Zess había visto por primera vez al líder de la aldea de la Arena. El Kazekage, en ese entonces, hacia su presentación al pueblo de suna de la mano de dos de los señores feudales. Era interesante ver como la población celebraba algo que en verdad no les interesaba. Y no solo los oriundos de Sunagakure; el Sayatoro pudo ver también allí a varios ninjas extranjeros. Ese día las puertas de la aldea estuvieron abiertas a todo el que quisiera entrar; bueno, malo, con correctas o incorrectas intenciones. Afortunadamente nada paso. Nada. Ni siquiera el Kazekage se dio a conocer de modo general, Zess ya se dirigía a su casa, a paso lento, cuando puso escuchar las pocas y únicas palabras que comunico el Kazekage para con la villa –casi todos en la villa lo escucharon aunque no estuvieran presentes en el edificio del kage gracias a los altoparlantes-. Simplemente se dedicó a trabajar. Al parecer, tenía especial atención en ello: cumplir como kage. Y estoy seguro que Zess no era el único que se cuestionaba si en verdad, Nosferatu Alucard, como le habían dicho se llamaba el kage, seria buen líder o no. Su apariencia hacia dudar a cualquiera. Sin embargo, aquellas palabras que pronuncio aquel día calmaron a mucho. Era cierto, si es que se cree en sus palabras, que la aldea era su principal prioridad.

Pero bien es cierto, que a Zess poco le importaba. Carecía de ese sentimiento patrio con el que nacen los ninjas de todas las aldeas, ese amor fraternal hacia su tierra y esa identidad propia con la villa. Y no es que no le importara la aldea de la Arena, sino que simplemente le resultaba indiferente. No había nacido allí, no había sido criado como los demás, simplemente, no era oriundo de Sunagakure. Pero cuidado, usted como lector no puede malinterpretar las creencias de Zess. Si bien es cierto le resultaba indiferente, tenía un apego a las reglas shinobi que pocos tenían. Haría lo que fuese, cualquier cosa que estuviera en sus manos y dentro de sus posibilidades, si ello se encontraba en una misión. “Las misiones son sagradas”… es algo que pocos ninjas entienden. Si al Sayatoro se le ordenase proteger a la villa con su vida, lo haría sin objetar la más mínima cosa, daría su vida por el armónico cumplimiento de una misión. Le resultaba fácil hacer cualquier cosa habiéndose despegado antes de las cosas que le ataban a la vida. No había nada material que le importara -salvo su propósito en el lugar-, y no había nadie por quien luchar. Nadie en la aldea lo sabía, pero en una ocasión, asesino a toda su familia. No hay que confundir su clan con su familia, su clan era los uchihas, a los que nunca había conocido, y su familia, fueron aquellos “campesinos” que lo cuidarón desde que era un bebe. Zess fue encontrado cuando era un bebe por la tribu Sayatoro (Del japonés “Sayajin”), y allí fue criado. Tenían costumbres similares a las de los shinobis y es por eso que Zess tenía la condición física que tenía, fue criado para ser perfecto. Pero cuando se arto, los asesino a todos. Era extraño comprender hoy, que si se le preguntara a Zess la razón del porque lo hizo este no pudiera responder nada. No sabía por qué, pero lo hizo, y eso no le importaba. Simplemente dejo salir por primera vez aquella personalidad que le obligaron mantuviera retenida…. Y ese fue el resultado. Seguido a eso ya se sabe su vida, llego a la aldea y en una serie de acontecimientos se convirtió en Jounin, no tenía amigos, y no le importaba nada. Algunos, aun hoy en día, lo seguían llamando campesino. Sin embargo, y Zess lo sabía, era más inteligente que muchos otros. En fin… todo, incluso la aldea, le era indiferente, y tenía una extraña afición por cumplir con sus obligaciones como ninja.

Luego de dos días, Zess pudo descansar lo suficiente e ir a consultar con el Kazekage la petición que tenía. Aquella mañana, cuando ya faltaba poco para el medio día y el sol estaba en su punto más alto, el Sayatoro se dirigió al edificio más alto de Sunagakure no sato; la oficina del Kazekage. Una vez llego allí se anunció con una Kunoichi que al parecer se encargaba de verificar quien entraba y quién no. Casi de mala gana, le dio paso a Zess para que este pudiera subir y entrevistarse con el líder de Suna. Subió las escaleras y encontró la habitación, toco dos veces la puerta usando sus nudillos y sin esperar respuesta giro la perilla y se adentró en el lugar. Observo una figura –que no podía ser otra que la del Kage- y se acercó a ella dando cortos y sonoros pasos. - Buen día, Kazekage. – Dijo primero, usando para ello una corta reverencia con la cabeza y posicionando sus manos en la parte baja de su espalda. – Mi nombre es Zess, soy Jounin de la aldea… - continuo la presentación, en caso claro de que el líder no lo conociera (que era lo más probable). - … ¿Me permite unos minutos?, hay algo que le quiero solicitar. -




No Todo dolor lastima ~
avatar
Zess
Jounnin
Jounnin

Masculino

Informacion Ninja
<h> :
200/200  (200/200)
<h> :
51/51  (51/51)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer contaco [Nosfeartu Alucard y Zess]

Mensaje por Invitado el Jue Feb 28, 2013 12:32 am

☼ Visitas Impactantes ☼

~ El tiempo transcurría como de costumbre no había ser u objeto que lo detenga, puede ser muy rápido o es muy lento. No tenía importancia ahora solo era cuestión de tener que esperar pacientemente la hora de actuar ante toda situación, era así como se encontraba el Kazekage meditando sobre cada paso que daba en su aldea pues todo lo que haga era hablado por las malas lenguas, aquellas que separan familias y pueblos ¿Quién podría detenerlas? su veneno en forma de palabras, intoxican las mentes de los más débiles que carecen de fuerza mental y se dejan dominar por simple cuestión de "Hacer lo correcto".
Sus manos están ocupadas con firmar y sellar tanto papeleo que hay en su despacho demostrando que en la aldea demuestra tener mucho movimiento a estas horas, un trabajo más agotador que estar batallando con cientos y cientos de criminales sin descanso alguno; tenía que resolverlo o su problema se podría agravar con un llamado de atención de los altos mandos de su aldea para evitar eso tuvo que encerrarse en ese cuarto pero nunca bajar la guardia; desde su niñez aprendió a dormir con un ojo cerrado y otro abierto diciéndolo vulgarmente.
Tenía cierta curiosidad Alucard de saber que clase de ninjas tiene la aldea de la arena, tenía un plan para salir de sus dudas. Tenía pensado hacer un llamado de atención a los ninjas para que se presenten en la Academia ninja; pero de momento el plan estaba siendo procesado después de terminar de firmar el último pergamino se dispuso a tomar un corto descanso su mano derecha deja a un lado el pincel, luego de eso junta sus dos manos y las coloca detrás de su cabeza, tanto tiempo sentado lo tenía incomodo.

- Odio ser el que tenga que hacer este trabajo, pero no queda de otra... ►Con un tono arrogante y sin interés alguno de seguir haciendo lo de hace un momento◄

Luego de decir eso escucha que la esta siendo "tocada" con intenciones de llamar la atención del que se encuentra adentro; no había ningún problema con el desconocido llego hacer su respectiva presentación y mostrando su debida educación para el sombrío no era mucho lo que hacía pues veía que reconocía su lugar en la Jerarquía de rangos.
Su posición seguía como antes no había cambiado nada en lo absoluto se encontraba tomando su corto descanso que decidió tomar después de tanto papeleo no llego a tener ninguna visita más que la secretaria y sus "encargos" algo que le llamo la atención al sombrío fue que este tenía algo que pedir no era solo intenciones de conocer a su Kage de la aldea, venía a solicitar algo más y para eso debía consultarlo con él. Mostró una sonrisa pequeña que para él era como un signo de afirmación de proseguir con su pedido, su sombrero cubría gran parte de su rostro lo que no permitía ver su rostro pero no había necesidad de eso.

- Prosigue...

El crepúsculo estaba a punto de empezar y que mejor sería decorarlo con alguien que podría traer noticias muy agradables o solo Alucard se hacía meras ilusiones como es de costumbre, lo que si quería saber de él era como puede ser en frente de una batalla. Su estilo de combatir, sobrevivir y muchas más cosas pasaban en su cabeza. Por ahora no hacía nada más que darle la afirmación de seguir con su petición y escuchar atentamente...
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Primer contaco [Nosfeartu Alucard y Zess]

Mensaje por Zess el Jue Feb 28, 2013 2:39 pm

Formalismos. El surgimiento de una aldea y el mantenimiento de la misma requieren indudablemente de aquellos actos formales a los cuales están sometidos absolutamente todos los habitantes de la villa, incluso aldeano comunes, miembros de las fuerzas militares e incluso el Kage. El motivo por el cual el Sayataro se encontraba ahora en la oficina del Kazekage no era diferente a ello. Incluso, en el transcurso de su casa –ubicada a unas cuantas cuadras- hasta el edificio del kage se cuestionaba así mismo sobre lo que hacía. ¿En verdad era necesario?. A pesar de ser un simple formalismo, Zess estaba consiente que debía hacerlo. ¿Y si no?. Tal vez en la aldea no sería apreciado de igual manera (y estoy exagerando, nadie lo apreciaba), o tal vez su viaje seria mal interpretado y seria clasificado de ahora en adelante como un criminal, un bandido o un simple desertor. Es por ello que debía hacer, casi obligatoriamente, aquel molesto formalismo. Como todo, intento verle el lado positivo. ¿Conocer al kage, tal vez?... probablemente eso tampoco interesaba al Sayatoro pues el mismo se conformó con saber reconocerlo si lo veía, y eso se dio hace dos días, cuando pudo verlo por primera vez al igual que el pueblo de suna, durante la ceremonia de nombramiento. Ya lo reconocía y eso bastaba. ¿Qué el Kazekage lo conociera a él?, realmente no veo la diferencia. ¿Acaso importa a un kage verdaderamente conocer a los miembros de su armada?, ¿o solo tal vez tenerlos disponibles cuando los necesite?. Escribo sin saber, pero me inclino más hacia la segunda opción.

Zess no era un hombre que le gustara darse a conocer, había pasado casi un año entero en la aldea y aun hoy muy pocos lo conocían, y no parecía tener importancia en que fuera de forma diferente. Manejaba un perfil bajo sin querer ser clasificado por este, cumplía con las tareas que le asignaban y poco iba a pedir misiones o a ganar dinero. Participaba poco de los discursos o ceremonias shinobi, probablemente y pese a su rango era el ninja con menos misiones realizadas de toda la aldea, y ni siquiera se preocupaba por solicitarlas. Zess era lo que me gusta llamar, un ente libre. Pero volvemos a lo mismo, estando en una aldea y ser cobijado por ella, requiere de ciertos formalismos que debe cumplir, uno de ellos, pedir autorización al kage para salir de la aldea. Hace poco lo había hecho sin previo aviso durando en su viaje aproximadamente cuatro días, y al regresar se le llamo la atención, sobre todo por como era costumbre, no traía su banda ninja que lo identificaba como ninja de suna. A partir de entonces tomo la banda y la retiro de la tela con la que se amarraba, para usar únicamente la placa de metal con el símbolo de suna pegada a la tela de color rojo que siempre traía atada en su cintura. Allí estaba incluso esta vez, exhibida como era costumbre por la comunidad shinobi, aunque con su sello particular. En cuanto al resto de su vestimenta, estaba conformada por un pantalón de color blanco que sorprendentemente se mantenía impecable, unas botas doradas y los accesorios de oro que adornaban su cuerpo (en cuello, bíceps y antebrazos). Y, nada más… como de costumbre, su torso estaba descubierto dejando ver así su increíble contextura física. Cada musculo de su cuerpo, estaba marcado por el ejercicio matutino.

En aquel viaje que había hecho hace poco, había adquirido una misión que probablemente definiría su destino, como se lo dijo aquella vez Ryuchidou-sama, reina de las serpientes. Y era eso mismo lo que ahora lo traía hasta este lugar, despacho del líder de la villa. Luego de entrar a la oficina y contemplar la figura de alguien que como ya se dijo tenía que ser el Kazekage; siendo honestos, no había nadie más en la aldea que vistiera de aquella extraña forma, ya que aquel record anterior era ocupado precisamente por Zess y su rara forma de vestir. Pero todos sabemos cuál era la más extraña, incluso había un sombrero que cubría parte del rostro del líder de la villa. Y en una aldea como Sunagakure, en donde reina el calor, era más normal no vestir nada en su torso, que vestir con capa y sombrero a mediados de día. El Sayatoro se encontraba entonces frente al escritorio –lleno de papeles- en el que a su vez se encontraba el kage. Saludo, se presentó, y pidió la palabra…. La única respuesta que tuvo fue que podía proseguir a solicitar de una vez, aquella petición que no se trataba de otra cosa que un simple formalismo. - Quiero pedirle su autorización para salir de la aldea. – Dijo sin más, haciendo una pequeña pausa. Eso era todo por lo que estaba allí, una simple autorización. Más aun así, creyó que era necesario explicar un poco más, así que no tardo mucho para volver a hablar. – Para los entrenamientos que estoy llevando acabo, requiero de una búsqueda importante. Vera, no poseo pacto de invocación y se me dio la oportunidad de firmar con las serpientes. Para ello debo visitar su templo, el cual creo está en el país del fuego – explico, situando al kage en el contexto exacto, y relatando su única intensión en la oficina. – Debo viajar allá lo antes posible. Pero probablemente tarde algunos días. Es por eso que me gustaría contar con su autorización, si se puede por escrito, para que no haya ningún problema. Seria a titulo de mision. – esbozo por último, sin dejar de ver el sombrero en la cabeza de su superior, aunque en verdad quería verle a la cara. Hasta ahora no había podido. Y sin más, espero entonces a que el Kazekage le autorizara aquel simple formalismo para marcharse inmediatamente, pues la ansiedad de ir en busca del pacto empezaba a invadirlo. Solo bastaba entonces, según la petición de Zess, que el kage firmara un papel, lo entregara y autorizara así la partida del Sayatoro.




No Todo dolor lastima ~
avatar
Zess
Jounnin
Jounnin

Masculino

Informacion Ninja
<h> :
200/200  (200/200)
<h> :
51/51  (51/51)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer contaco [Nosfeartu Alucard y Zess]

Mensaje por Invitado el Sáb Mar 02, 2013 1:00 am

☼ Decisiones ☼

~ Yacía el sombrío en su mueble sentado cómodamente como un "Rey en su trono" solo que este le ponía su estilo con su sombrero de color rojo cubriendo gran parte de su rosto y dejando ver solo la parte de su boca, su cabeza acentuada en sus manos como señal de reposo solo faltaba alzar sus zuelas en el escritorio pero no tenía ganas de mostrarse "mal educado" frente a un ninja que viene humildemente a su despacho a solicitar un permiso con el que pueda partir de la aldea, tal vez, su cargo lo vuelve más orgulloso que de costumbre.
Meditando sobre la petición al parecer no veía ningún problema en ello por ahora, pues ira de viaje a una aldea extraña, no hubo motivo alguno porque detener su decisión. La parte molesta de esto era que tenía que realizar un escrito donde notifique su autorización eso arruinaría su compostura actual, a penas terminaba de firmar unos papeles...

- Tsk...!

Algo molesto el sombrío sobre lo poco interesante que llego a ser la información que le tenía este sobre su petición y de tener que dar movimiento alguno, no tuvo más opción que moverse y poner aquella autorización en un papel pero eso pasa cuando te dejas llevar de tus ilusiones Alucard además podrías negarte con cualquier excusa y decirle un no para ver cuales son sus siguientes acciones ¿Partirá aún así de la aldea? ¿No obedecerá al Kazekage? ¿Problemas? podría pasar algunas de las cosas mencionadas pero debía guardar mi aptitud enfrente del ninja podría llegar a conocer así al ninja pero... solo acepte su pedido.

- No hay problema, te dejaré partir de la aldea si es lo que quieres... Si no tienes nada más que decir, puedes prepararte para tu viaje. ►Recoge una pluma luego remoja la punta de esa misma y termina con acentuar encima de un papel acto seguido desliza la pluma formando curvas hasta llegar a crear su firma◄ ¡Que tengas un buen viaje! ►Muestra en su rostro su típica sonrisa◄

Deja el papel con su firma encima del escritorio, el sombrío aburrido de tener que haber repetido las mismas acciones anteriores (Firmar y sellar) pero como siempre se reserva para cuando llegué su momento de demostrar quien es "Alucard".
Retoma su compostura donde se sentía más cómodo en su sillón esperando a que el ninja recoja el papel y pueda seguir con su camino a menos de que tenga que decir algo más... por el momento solo aguarda en su sillón disfrutando la que será su siguiente velada en su oficina con tanto papeleo que terminar.

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Primer contaco [Nosfeartu Alucard y Zess]

Mensaje por Zess el Mar Mar 05, 2013 2:48 pm

Definitivamente aquello era un solo formalismo, una actuación aburrida pero necesaria. El Sayatoro necesitaba la autorización no para poder salir de la villa, sino para poder entrar a la otra. Y esto es subjetivo, puesto que en verdad no era trascendental, pero requería hacer las cosas con la mayor precisión posible. Aquello marcaba simplemente, lo importante que era para él este viaje. Una vez ingreso a la oficina del líder de la villa, dio unos pasos para estar más cerca y desde allí, contemplando la figura complaciente del kage sentado en su silla de forma, tal vez demasiado, “relajada”. Bien es cierto que parecía un rey en su trono; incluso su gran sombrero así lo hacía parecer. Zess hablo para él a la distancia, sin tomarse tan siquiera la libertad de sentarse en una de las sillas al otro lado del escritorio. Sabía que no tardaría demasiado. Hizo su petición y examino las siguientes acciones del Kazekage. Poco pudo ver gracias al sombrero que cubría gran parte de su rostro, pero noto que le dio cierta molestia tener que desacomodarse para firmar el papel en el cual otorgaba a Zess la misión tan importante que quería realizar; la autorización que necesitaba.

Sus palabras también fueron fugaces, simplemente no estaba interesado en la partida del Sayatoro, entrego la nota y pidió, que si no tenía nada más que hacer en el lugar, se marchase inmediatamente. Zess agradeció, dio unos pasos más para tomar la autorización y sin mediar más palabras dio la vuelta y se marchó. Tenía lo que quería… no había sido difícil. Seguidamente, marcho hacia su hogar dentro de la villa oculta entre la arena, se dio un baño, se arregló, tomo su armamento y se preparó para salir de la villa. Su destino lo esperaba.




No Todo dolor lastima ~
avatar
Zess
Jounnin
Jounnin

Masculino

Informacion Ninja
<h> :
200/200  (200/200)
<h> :
51/51  (51/51)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer contaco [Nosfeartu Alucard y Zess]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.