~ "El Camino Ninja" ~

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

~ "El Camino Ninja" ~

Mensaje por Invitado el Mar Feb 12, 2013 5:57 am

☼ La Aldea Oculta de la Arena ☼

~ Había una silueta caminante en medio de todo un desierto, su fuerza esta siendo puesta a prueba, se mantenía de pie después de haber caminado todo el día. Su cara no tenía rastro de sudor alguno más bien disfrutaba esta larga caminata que decidió tomar ademas su costumbre de estar solo era una de sus principales distracciones ya que se ponía a pensar sobre cualquier tema que le pase por la cabeza.
Un pasatiempo era lo que realizaba mientras caminaba en el crepúsculo de la noche, como siempre su pálida piel hacía verse como una especie de muerto caminando en la fría arena, además que sus ojos no dejaban de brillar con un color muy rojizo muy parecido a la sangre recién salida de su cuerpo espesa y llena de vida se podría decir. El destino comenzaba a repartir sus cartas ¡El juego de la vida, Empieza ahora!...

- ¡Nada es más hermoso que ser testigo de tan solitario panorama! ¡No exijo mucho con pedir que mi muerte sea en este escenario y luchando... por supuesto!

El búho, guardianes de la noche, mostraban su cántico y daba a conocer su actividad nocturna, alistaba su siguiente movimiento ¿Que es ese sonido?. Solo el búho es quien reconocería y captaría que es la comida quien llama a ser atendida. ¿Como veía eso?...

- Mis ojos; Espejos vitales, podrían darme otra lección de vida que no sea muy en común con los humanos... No se algo más emotivo o inspirador. Con ver esto solo soy capaz de reírme ante el cadáver del pobre ratón quien muy pronto se convertirá en heces del búho. ¡Jaja!

El búho fue victorioso en este combate contra la vida demostró que puede seguir viviendo con comerse a otros que no sean su especie. Alucard seguía su rumbo a la Aldea, al parecer ya se encontraba cerca; pues sus ojos le mostraban actividad en una gran muralla...

- ¿Más guardias? Creo que estos no son los que matan para sobrevivir o ¿Sí? ¡Jajaja!

La nueva era empieza a correr a medida que vaya Alucard tomando sus decisiones, su destino variara muchas veces tendrá opciones de eliminar vidas muy cercanas a su entorno, tal vez... encuentre a alguien igual a él. Eso depende después de que termine de cruzar esa gran muralla.
Su vista le muestra a los aldeanos que caminan muy tranquilos en su hábitat muy seguros de que siempre estarán protegidos, se arrinconan a alguien conocido como "Kage" debe ser que no son lo suficientemente valientes para enfrentar sus peores miedos; los guardias después de notar aquella sombra a lo lejos empuñaron armas y uno de ellos quiso saber quien era. Para saberlo tenía que acercarse y preguntar

Guardia 1* ¡Alto! ¡Identifica te ahora!

- ¡....!

Alucard al parecer se mostraba un poco enojado de ver que alguien que no conoce pida que se identificara, su sombrero era quien cubría gran parte de su rostro más que solo mostraba su boca; no había movimiento de labios alguno eso significaba que no deseaba decir nada.

Guardia 1* Hablo contigo muchacho, ¡Contesta!

- ¡...!

Seguía el silencio del sombrío miembro guardando misterio ante todo un conjunto de guardias su ojo desprendió una luz de color rojo ¿Acaso activo su Doujutsu? ¿Que intentaría hacer esta vez?. No mostró señal alguna de atacar... Alucard dio un paso adelante.

Guardia 2* ¿Te encuentras bien muchacho?

- ¡Callad y Apartaos de mi vista endebles humanos!

Guardia 1* ¡No podrás ingresar a esta aldea a menos que no des tu identificación!

Guardia 2* Tranquilo no te haremos daño...

- No siento temor a que me lastimen, me ofendes con tus palabras. ¡E dicho apartaos de mi! (Muestra a los guardias que no cederá a su petición de dar alguna información personal)

Guardia 2* Lastima chico, con esa actitud no entraras a esta aldea.

Guardia 1* ¡Vete por donde viniste!

El entorno era diferente al borde de causar una batalla entre aquellos bandos pero Alucard no buscaba tal objetivo su manía de rebajar a la gente en sus conversaciones. De repente sus ojos dejaron de brillar para luego ser cubiertos por el manto oscuro que producía su sombrero era la sombra quien ayuda a ocultar sus rasgos físicos ante los guardias...

- No son personas dignas de conocer mi nombre, pero las circunstancias son las que me obligan a hacerlo. Ante ustedes se encuentra VLAD III Alucard, Ahora si me disculpan debo retomar mi camino. Con su permiso...

No menciona nada más que esas pequeñas y desafiantes palabras para seguir con su camino y dejar atrás a quienes conocieron el humor del sombrío misterioso que se acerco a sus puertas desafiándolos como si nada, ¿Qué sera de él en la próxima parada?
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.