La niebla no es un obstáculo

Ir abajo

La niebla no es un obstáculo

Mensaje por Shizuo el Mar Feb 05, 2013 10:52 pm

Código:
Nombre de la técnica: Mishingan - Captación Mental

Rango de la tecnica: Jounnin

Tipo: Ninjutsu sensorial

Descripción: A partir de la apertura de los ojos de la mente y el enfoque, el shinobi se adentra en una especie de Genjutsu natural donde es capaz de encontrar el chakra de las personas y la dirección hacia la que van con una distancia máxima de 3,5 km en Jounnin y 5 km en rango Kage. La capacidad de este Genjutsu provoca además que mientras este estado esté activo, nadie le pueda adentrar en otro Genjutsu de nivel inferior a Jounnin, pues este le repele, y detectará los de Jounnin Élite hacia arriba. Esta capacidad se extiende a decir cuando una persona está mintiendo por las fluctuaciones en el chakra de una persona hecha de emociones deshonestos. Para activar esta habilidad se debe abrir la mente, tomando los ojos una tonalidad amarilla.

Ventaja (opcional): Capacidad de encontrar a personas a gran distancia además de distinción de verdad/mentira y repeler Genjutsus.

Desventaja (opcional): Gasto de Chakra grande si se utiliza para una batalla y, al tratarse de una capacidad mental, el shinobi que utilice esta técnica no podrá realizar ningún otro Genjutsu durante el combate.
La primavera había llegado a Kirigakure No Sato, y, con ella, la flor de Loto. En las afueras de la aldea este tipo de flor alegraría a cualquiera, su tonalidad rosa resplandecía ante la luz del Sol, cada vez más álgida en el universo. Pero aquel día aquella flor no pudo contemplarse. La niebla característica de la aldea de la propia era más intensa que nunca. No podía verse nada alrededor. Y, lo malo, es que necesitaba hacerlo. Me encontraba en una misión de rango B, pues apenas era Gennin por aquel entonces. El objetivo estaba claro: perseguir a dos bandarras cualquiera, ladrones del tres al cuarto que habían asaltado uno de los comercios de la aldea. No tenían nada en especial, pero no podía encontrarlos.

Corría y corría detrás de aquellos tipejos, pero nada conseguía. El frío crecía al igual que el viento, pero esto nunca fue para mi algo malo, muy al contrario. Me sentía a gusto en aquel clima hostil, que en pleno mes de Marzo parecía al de Enero. La pista estaba perdida, y estaba completamente solo. Ningún shinobi podía haberse hecho cargo, todos estaban con misiones más importantes para una sorpresa. Por eso, sin pensarlo siquiera dos veces, había decidido encargarme de ellos. Mi poder era suficiente para dos personas que no eran ninjas, que simplemente eran unos cualquiera.

Mi camino me llevó hasta una cascada. A menos de un kilómetro de la aldea me encontré de cara con algo espectacular. El agua caía ocultando la niebla a su paso, en un riachuelo de apenas unos metros que finalizaba en unas roca inconsecuentes. Me acerqué hasta la cascada, subí por las rocas de al lado y observé alrededor. Nada. Absolutamente nada. Todo era niebla y no había ningún rastro de donde se habían metido aquellos tipos. ¿Qué podía hacer? Los había perdido de vista... y no podía abandonar una misión tan fácil a priori como aquella. Cerré los ojos desesperado, sin saber qué hacer. Aún era joven y me faltaba mucho para estar tan tranquilo como lo estaría en la actualidad. Era inexperto y sólo me quedaba buscar una solución dentro de mi... en mi mente, en mi interior. El razocinio era mi único amigo por entonces, la empeiria no estaba conmigo, la experiencia estaba por delante, pero detrás sólo me quedaba mi cabeza... y mi corazón.
avatar
Shizuo
Mizukage
Mizukage

Administracion
Edad PJ : 22 años.
Invocación : Halcones
Masculino

Informacion Ninja
<h> :
800/800  (800/800)
<h> :
120/120  (120/120)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La niebla no es un obstáculo

Mensaje por Shizuo el Miér Feb 06, 2013 9:37 pm

Seguía allí, encima de la roca que daba a la cascada. Inquieto, incauto. El viento soplaba con fuerza disipando la niebla de alrededor, pero por más que aquello quedara despejado, no lograba ver por donde ir. ¿Dónde habrían ido? me preguntaba, sin poder dejarles escapar. Era una misión y nunca había fallado en ninguna, por lo que no me podía permitir una falla. Cerré los ojos desesperado... y entonces escuché una voz. -Concéntrate Shizuo... tú puedes.- no sabía de quién era aquella voz... no lo había escuchado en mi vida y, sin embargo, me reconfortaba y me sonaba muy familiar. Era la voz de un hombre sonando en mi interior. Tenía una voz ronca, queda, y a la vez tranquilizadora... muy apacible.

Miré alrededor buscando a alguien, pero era mi cerebro el que generaba aquella voz. -Está bien...- musité aún sin entender, para acto seguido comprimir los ojos hasta dejarlos en una sola ralla. Una vez así, inspiré y puse todo mi corazón en mi faena. Pasaron segundos... incluso diría que un par de minutos, y mi concentración era máxima... cuando. Zzzzzip. Una zumbido se profirió desde mis globos oculares. No entendía lo que ocurría, pero estaba claro que había "creado" un Genjutsu. De repente conseguía observar el chakra de alrededor... de manera muy extraña pero efectiva. Sin dudar ni un instante me concentré en dónde podría estar el Chakra de aquellos individuos... y rápidamente vi que en un área de unos 3 km delante de mi posición se encontraban dos chakras algo fuertes... debían ser seres humanos.

Salté de la cascada y me puse en marcha. Por lejos que se encontraran los alcanzaría, pues si querían irse fuera de la isla deberían atracar en puerto. Al bajar de la cascada observé mis ojos en el agua... tenía las pupilas completamente amarillas. Parecía un Doujutsu pero era completamente imposible... seguramente sería un Genjutsu con esa capacidad... lo cual también me encantaba. Perseguí a los ladrones hasta el puerto, donde pararon un buen rato. Costó aclimatarme a comparar sus chakras con el de otras personas, pues era difícil visualizarlos entre tanta gente. Sin embargo, los encontré... y una vez estuve frente a ellos no tardé en acabar con sus vidas. No me gustaba matar a nadie, pero visto que se resistían a ser juzgados en Kirigakure... no me quedó más remedio. Fue mi primer asesinato. Y, ahora, se que la voz que aquel día escuché no era otra que la de mi padre... el mismo que murió mientras mi madre paría.
avatar
Shizuo
Mizukage
Mizukage

Administracion
Edad PJ : 22 años.
Invocación : Halcones
Masculino

Informacion Ninja
<h> :
800/800  (800/800)
<h> :
120/120  (120/120)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.